11 de marzo de 2014

Zoido y Monteseirín reciben su primer “premio” conjunto...

COMUNICADO DE PRENSA
Sevilla, 10 de marzo de 2014
Y es por la “encomiable” labor de ambos en la erección de la Torre Pelli 

La prestigiosa entidad de defensa patrimonial SOS Monuments ha reconocido, pero por negativo, el papel de los dos últimos alcaldes de Sevilla en pro de la construcción de este rascacielos. Un edificio con un tremendo impacto sobre el paisaje de la zona más “sensible” de la ciudad. Así lo recoge el acta de su asamblea anual:
"Admiracions destruïdes 2013” a la Torre Pelli de Sevilla promovida por Cajasol, por la desfiguración y confusión de las vistas del horizonte al competir con la Giralda, obra del arquitecto César Pelli y a Alfredo Sánchez Monteseirín y Juan Ignacio Zoido (anterior y actual alcaldes de Sevilla). 

A Monteseirín se le ha comunicado su premio por correo electrónico. Mientras que con el actual alcalde la intención de SOS Monuments era entregárselo en mano; y pedirle que le hiciera llegar copia a su colega, ahora en paradero desconocido. Pero Zoido no ha contestado las solicitudes formuladas a tal fin. Así que se lo mandarán mañana vía Registro General del Ayuntamiento.

Una verdadera lástima. Porque el alcalde podría haber aprovechado para explicar públicamente, por fin, cómo es que, no más hacerse con la alcaldía, se desdijo de todo lo proclamado en relación con este rascacielos mientras que aún estaba en la oposición.

Y el premio es compartido porque, aunque el papel de uno y otro alcalde no ha sido el mismo, ciertamente, sin el concurso de ambos no hubiera sido posible la ejecución de tamaño dislate patrimonial, urbanístico, de movilidad,... y ético, tanto institucional como personal. Como indica la presidenta de SOS Monuments, María Cruz Santos, en la carta de presentación de estos “antigalardones”, los dos mandatarios comparten la responsabilidad de haber concedido los permisos y aprobado los proyectos que han acabado con tan mal resultado. Podría decirse que Monteseirín fue el “ideólogo” e impulsor y Zoido el “cómplice necesario”.


 Y lo de “complice necesario” no es un calificativo gratuito, porque hay que recordar que:

  • Zoido, durante la pasada campaña electoral de las municipales, prometió revisar escrupulosamente las licencias. Pero, ¿se buscaron unos técnicos imparciales que las analizaran, como dicta la lógica y como prometió hacer su Delegado de Urbanismo? No. Al contrario: el alcalde se apresuró a darlas por buenas, sólo por temor a unas más que discutibles indemnizaciones a la promotora y no por un análisis riguroso del caso, a la vista del cúmulo de irregularidades que nuestros especialistas habían detectado y que ya denunciamos. 
  • Monteseirín paralizó los recursos contra las licencias presentando una cuestión previa de inadmisibilidad, en cuya resolución mantuvo entretenidas a sus señorías. Cuando le señalamos al actual Delegado de Urbanismo que esa jugada retrasaría el pronunciamiento judicial sobre el fondo del asunto, éste prometió retirarla para que el mismo se produjera cuanto antes. No lo hizo. Y el resultado fue que el TSJA no llegó a analizar la legalidad de las licencias y desestimó los recursos por un aspecto formal (muy discutible, por otra parte), de interpretación de plazos. 
  • En septiembre de 2011 pedimos al ayuntamiento que planteara la Declaración de Lesividad de la licencia; un procedimiento reglado para casos (como èste) en que, tras concederse una licencia, se advierten posibles consecuencias negativas para la ciudad. Tampoco lo hizo. 
  • Zoido se comprometió a respetar, y obrar en consecuencia de lo que estableciera el informe que la “misión reactiva” de Icomos presentara tras su visita de noviembre ese 2011. Un informe que fue demoledor para con la Torre Pelli. Y a la vista está en qué quedó su compromiso. 
  • Tras la publicación de dicho informe, le ofrecimos públicamente nuestra colaboración y asesoramiento técnico y jurídico para afrontar el problema; incluyendo el de la pretendida indemnización multimillonaria que los promotores esgrimieron y el alcalde parecía dar por cierta. Ni nos respondió ni, tampoco, concedió ninguna de las audiencias que le solicitamos al respecto. 
  • La actitud dilatoria y obstruccionista que ya sufrimos con el equipo de gobierno de Monteseirín también la hemos sufrido con el de Zoido, como se constató en relación con el recurso judicial en curso por entonces, al dificultarse la consulta de determinados expedientes municipales, esenciales para dilucidar sobre la legalidad de las licencias. 
  •  Durante su larguísima precampaña electoral de cinco años, el Sr. Zoido repitió hasta la saciedad que cuando él fuera alcalde todo sería transparencia, honestidad, legalidad, buen gobierno, participación, luz y taquígrafos y bla, bla, bla. Pero, al menos en este asunto y los aspectos referidos, no se aprecian diferencias entre los actuales gobernantes y los anteriores. 
 Además, recordemos que cuando Zoido llegó a la alcaldía la torre apenas se alzaba sobre sus cimientos, con lo que aún tenía margen para reconducir la situación sin tener que demoler nada.

En fin, que el actual alcalde pasó de mostrarse crítico con la torre a ser su mayor adalid. ¡Incluso llegó a plantarse ante el Comité del Patrimonio Mundial para defenderla, en la reunión que este órgano de la Unesco mantuvo en San Petersburgo en julio de 2012!

Así que hay razones más que sobradas para que no sólo el “ideólogo” de la torre, Monteserín, sino también su “heredero”, Zoido, hayan sido premiados ex aequo por motivo de la Torre Pelli, o Torre Cajasol, o Torre Caixabank,... o como diantres termine llamándose.

La asociación SOS Monuments se fundó en 1997. Su ámbito es estatal, si bien es en Cataluña donde tiene una mayor implantación y es allí donde realiza la mayor parte de su actividad.

Desde el primer momento, la entidad tuvo como finalidad la defensa, conservación y divulgación del valor del patrimonio cultural. Y como recurso en dicha labor se encuentra, entre otros, la concesión de unos premios anuales a las iniciativas o trabajos que destacan tanto en el respeto y cuidado del patrimonio ("Admiracions conservades") como los que obran en perjuicio del mismo ("Admiracions destruïdes”).

Por desgracia para Sevilla, nuestros dos últimos alcaldes han sido destacados por esto último. Y, encima, por partida doble: no sólo por la Torre Pelli sino también por “las setas” de la Encarnación.

Sevilla, 10 de marzo de 2014.


 
Plataforma ciudadana ¡Túmbala! contra la Torre Cajasol
http://ciudadaniacontralatorrepelli.blogspot.com/ - ciudadaniacontralatorrecajasol@gmail.com
Arquitectura y Compromiso Social, Ecologistas en Acción, Asociación para la Defensa del Patrimonio Histórico-Artístico de Andalucía (ADEPA), Asociación de Profesores para la Difusión y Protección del Patrimonio Histórico "Ben Baso", Asociación Demetrio de los Ríos para la Defensa de Patrimonio, Foro Social de Sevilla, Universidad y Compromiso Social, Asociación Histórica Retiro Obrero, Asociación Andaluza de Antropología, Plataforma Ciudadana por los Parques y Jardines de Sevilla, Coordinadora de Asociaciones Independientes de Sevilla, Asociación Amigos de los jardines de la Oliva, Casa de la Paz, Asociación Casa del Pumarejo, Centro Vecinal Pumarejo, Comité Pro Parque Educativo Miraflores, Baetica Nostra, Asociación para la Defensa del Territorio del Aljarafe (ADTA), Asociación AL-GEA, Asociación Europea de Jóvenes Geógrafos (EGEA)-Sevilla

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor, si desea discutir respecto a Torre Pelli puede dirigirse a nosotros en el espacio especifico destinado a ello en Twitter: @tumbala_torre.